5 posiciones básicas del YOGA - Possitiva

5 posiciones básicas del YOGA

5 posiciones básicas del YOGA

Es la disciplina que une a la perfección el cuerpo y la mente. El yoga, que significa literalmente “unión”, es una de las tradiciones indias más ancestrales. El bienestar físico ligado a su práctica se suma a un beneficio psíquico excepcional. Relajación y liberación de ondas negativas son algunos de los efectos de esta práctica que anima a superarse. Estos beneficios para controlar el estrés se han demostrado también en enfermos. Te enseñamos 5 posturas básicas de yoga y todos sus beneficios. Recuerda que, si eres principiante, no te tienes que arriesgar con una práctica demasiado larga. Cuenta aproximadamente 30 segundos para cada postura.

1. Abdominales

Más que una asana, es un ejercicio muy común y necesario. Túmbate boca arriba, pon las plantas de los pies en el suelo y cruza una sobre la rodilla de la otra. Coloca las manos en la nuca y sube en diagonal llevando un codo a la rodilla contraria. Hazlo 15 veces en cada lado, subiendo en la exhalación.

2. La cobra

Colócate boca abajo, con las piernas juntas y estiradas y los brazos doblados con las manos apoyadas a la altura de los hombros. Levanta las piernas manteniendo las piernas pegadas al suelo, sujetándote con los brazos, bajando los hombros y elevando la barbilla de manera que miremos ligeramente hacia arriba. Mantén la postura 30 segundos, descansa tumbada boca abajo y vuelve a hacerla 30 segundos más. Con la cobra trabajamos la parte superior de la columna, mejora los músculos espinales, estimula los órganos internos, amplía la expansión torácica y beneficia la zona lumbar.

3. La postura del bebé

Justo la contraria a la cobra. Nos ponemos de rodillas y apoyamos los glúteos en los talones. Echamos el cuerpo hacia delante, apoyando la frente en el suelo y dejando los brazos a los lados. Nos mantenemos así unos 30 segundos.

4. El árbol

Nos ponemos de pie, con las piernas rectas, y juntamos las palmas de las manos sobre la cabeza, doblando los codos. Elevamos una de las piernas y apoyamos la planta del pie en la cara interna del muslo contrario. Nos mantenemos así 30 segundos, y repetimos con la otra pierna. Esta asana equilibra el cuerpo y la mente, y estira la columna vertebral.

5. El perro cara abajo

Empezamos de pie, y nos inclinamos hacia delante colocando las palmas de las manos a la misma distancia de los hombros, hasta apoyar las palmas en el suelo. Formamos un triángulo con las piernas y los brazos, introduciendo la cabeza entre ambos cayendo relajada mirando al suelo. Nos mantenemos así unos 20 segundos, respirado profundamente por la nariz. Mejorarás la circulación de las piernas, relajas la espalda y revitalizas todo el cuerpo. Para volver a la posición original, ve levantando el cuerpo siendo tu cabeza lo último en subir

Compártelo en

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn

PRECIOS CORPORATIVOS ESPECIALES

Conoce nuestras promociones

PRECIOS CORPORATIVOS ESPECIALES

Conoce nuestras promociones

Explora más contenido

Los beneficios de la gimnasia laboral

La implementación de este método resulta muy rentable para la empresa, debido a que busca actuar de manera preventiva y compensatoria de la actividad desempeñada

Possitiva© 2019 . Todos los derechos reservados.

SÍGUENOS EN